Space Invaders

Historia Space Invaders

Análisis Space Invaders

Curiosidades

Taito y Space Invaders

S. Invaders Anniversary

Historia S. I. Pinball

Artista de S. I. Pinball

Arte Space Invaders

Descargar Juego

Jugar Online

Competición Online

Pac Man

 

Space Invaders: Historia de Space Invaders Pinball

 


Historia de Space Invaders Pinball, conoce la historia de los creadores, como se llegó a su origen, por qué fue tan cuestionado su lanzamiento y todos los cotilleos acerca de la Historia de Space Invaders Pinball.

En Junio de 1978, Taito lanzó al mercado el juego de video Space Invaders. Como era habitual en aquella época, su creador Toshihiro Nishikado, se encargó de todo el proyecto: del desarollo, del diseño, de la programación y del sonido del juego.

Según cuenta Toshihiro Nishikado, la idea original del juego surgió de un sueño que tuvo: es Navidad, y un niño mira al cielo esperando la llegada de Papá Noel, pero en vez de aparecer el trineo de Santa comienzan a descender lentamente unos seres extraterrestres. El niño, que sabe que la tierra va a ser destruida por los alienígenas crea un láser casero con la ayuda de unas pinzas, un tapacubos y una batería de coche y parapetándose detrás de unas protecciones hace lo imposible por acabar con esta amenaza.

El juego de video en acción Cuando el juego de video salió al mercado, el impacto fue inmediato. Space Invaders era diferente a todo lo visto anteriormente. Y lógicamente se convirtió en un éxito universal, revolucionando por completo el mundo de los recreativos y relegando el pinball a un papel secundario.

La demanda del mercado japonés era tan grande que Taito tuvo que aumentar por tres la producción para poder cubrir los pedidos que recibían. Incluso tuvo que otorgar la licencia a la compañía americana Bally Midway para cubrir las demandas de Norte América.

Space Invaders se extendió muy rápidamente y los juegos de video, que hasta aquel momento eran terreno única y exclusivamente de los salones recreativos, salieron a la calle, comenzando a verse por todas partes, desde bares hasta aeropuertos.

Los chavales se congregaban alrededor de esta máquina, llegando a desarrollar una jerga propia relacionada con los invasores espaciales. Un chico de 12 años, armado con una escopeta, atracó un banco para conseguir monedas, e incluso se dieron varios casos de prostitución.

Así que las autoridades, debido a la presión ejercida por las asociaciones de padres y de consumidores, tuvieron que tomar cartas en el asunto y el presidente Marcos de Filipinas, por ejemplo, prohibió los videojuegos. En 1983 Malasia siguiendo las acciones emprendidas por Singapur e Indonesia también prohibió todos los juegos de video.

El mundo del pinball amenazado, tenía que responder al fenómeno Space Invaders, así que amparados bajo el lema de "si no puedes vencerles, únete a ellos" Bally contra-atacó con Space Invaders "the Pinball" en Marzo de 1980.

El diseño corrió de manos de Paul Faris, autor de las reconocidas Kiss, Elvira and the Party Monsters, Playboy y Rolling Stones entre otras muchas.

Uno de los detalles más llamativos de la Space Invader "the pinball" era el backglass, con un alien en posición amenazante, como si fuera a atacar al jugador, claramente inspirado en los trabajos de H.R.Giger de la película de Alien más que en el juego de video original.

En un sistema sencillo pero muy ingenioso, se situaron alrededor del backglass 32 bombillas que se reflejaban en un espejo, produciendo un efecto tridimensional de profundidad increíble. Además durante el juego se seguía una secuencia de iluminación programada muy espectacular. Este mismo tipo de backglass se empleó ese mismo año en otra máquina de Bally: Xenon.

Bally describió el juego como "el pinball más excitante jamás producido", tal vez un lema un tanto presuntuoso. Pero lo que sí que estaba claro es que se trataba de un juego muy atractivo y muy popular entre los jugadores de todo el mundo.

Se construyeron 11.400 máquinas, que se caracterizaban por los efectos de iluminación que hemos comentado anteriormente, una mesa de tabla ancha y dos flippers adicionales de 2 pulgadas situados por encima y a los lados de los dos flippers inferiores (de 3 pulgadas). Space Invaders es una de las máquinas de tabla ancha de las que más unidades se han fabricado, junto a la Indiana Jones: the Pinball Adventure de Williams (de las que se construyeron unas 12.700 máquinas aproximadamente).

Aunque la idea de los invasores extraterrestres no era muy original, Space Invaders fue un éxito de mercado. Además Bally acompañó el juego con un flyer promocional que incluía una tira de comic en la que contaba la invasión de la Tierra por los habitantes de un planeta lejano.

Para asegurar su propia subsistencia un ejército de pequeños invasores salían de las pantallas de los juegos de video de Space Invaders, mudando de forma hasta convertirse en el pinball de Space Invaders. La gente hacía cola delante de los recreativos para jugar al juego, mientras un locutor de radio anunciaba "este fenómeno tan inusual está desconcertando a los expertos de todo el mundo...". En la última viñeta uno de los jefes alienígenas afirmaba que la invasión había sido completada. Un flyer muy original. Bally volvió a emplear otro comic en el panfleto promocional de Strange Science en 1986.

Tal vez el único aspecto mejorable que los jugadores le han achacado al pinball de Space Invaders, es la relativa sencillez para alcanzar puntuaciones muy altas, lo que a largo plazo acorta la diversión. Es habitual encontrar en los foros el comentario "si la jugabilidad estuviera a la altura del arte de la máquina, Space Invaders hubiera sido una auténtica obra maestra".